Permacultura & bioconstrucción

La Permacultura es un sistema de diseño basado en éticas y principios que pueden ser usados para establecer, diseñar, manejar y mejorar los esfuerzos hechos por individuos, familias y comunidades en función de un futuro que vaya más allá de la simple sostenibilidad.

David Holmgren

La permacultura (contracción derivada de “agricultura permanente” y, más tarde, “cultura permanente”) es un movimiento surgido alrededor de los años 70 del siglo pasado en diferentes lugares del mundo. Su nombre expresa, en primer lugar, que la práctica de la agricultura debe ser – frente a la progresiva industrialización del campo – permanente y, en segundo lugar, que toda cultura que no mantenga relaciones con la madre tierra no es sostenible.  La permacultura se inspira en tradiciones ancestrales de todo el planeta para el manejo de la tierra, la producción de alimentos y la construcción de viviendas.

Metodológicamente, el primer paso en el diseño permacultural de un terreno consiste en analizar el sistema hidrográfico para que nuestra tierra tenga un buen sistema de provisión y abastecimiento de agua (diseño hidrológico). En efecto, es importante conocer los fundamentos del diseño hidrológico para disponer de las condiciones necesarias de un suelo fértil y bien estructurado, siendo esta el fundamento para una próspera producción de alimentos e insumos naturales.

Por su parte, bajo el nombre de eco y bioconstrucción se agrupan múltiples modos de establecer sistemas de vivienda, edificación y refugios, con el denominador común del uso de materiales producidos con bajo impacto ambiental o reciclados.

La eco- y la bioconstrucción forman parte del sistema de la permacultura, puesto que parten de la inminente situación del fin de los combustibles fósiles baratos, la alarmante crisis ambiental planetaria y el cambio climático.

This post is also available in: Inglés